NATURALEZA EN EL VALLE

deer-amarillo

Árboles y bosques

Monumentales y singulares

El Valle de la Mantequilla goza de una abundante y variada vegetación. En sus bosques abundan los pinos, robles, acebos, hayas y fresnos y entre todos ellos destacan algunos que han sido declarados árboles singulares o monumentales. Algunos están a la vista de cualquiera y en lugares accesibles, otros un poco más escondidos.
EL ROBLE DEL PRADO CASAS

El árbol más conocido de Valdeavellano de Tera, al que se ha subido todo aquel que ha pasado su infancia en el pueblo, es el Roble del Prado Casas, un espectacular ejemplar de roble albar (quercus petraea) que se encuentra al borde de la pista que lleva desde el cementerio hacia el restaurante Villabamba y La Loma.

LOS ROBLES DE SOTILLO DEL RINCÓN

En el término municipal de Sotillo del Rincón existe un robledal catalogado en el que se mezclan dos especies: El citado roble albar y el rebollo (quercus pyrenaica). Se encuentran en en las faldas de la Sierra de Carcaña, que flanquea El Valle por el sur. Son probablemente los robles más grandes de Soria.

EL MANZANO SILVESTRE DE ALDEHUELA DEL RINCÓN

Camuflados entre otras especies, en El Valle de la Mantequilla se pueden encontrar manzanos silvestres o «maguillos» (malus sylvestris). El más importante de la zona se encuentra en Aldehuela del Rincón, escondido en un espeso bosque de hayas, sauces y arces. Se trata de un ejemplar solitario de un tamaño considerable.

EL SERBAL DEL LOS CAZADORES

Este ejemplar se encuentra en el término del pueblo de Molinos de Razón, en la zona conocido como Monte Avieco, a unos 1.600 metros de altura. Además de por su forma y su tamaño, ha sido considerado un árbol monumental por lo representativo del lugar donde ha crecido. Es frecuente que el serbal de los cazadores (sorbus aucuparia) colonice los grandes canchales, terrenos cubiertos de peñascos o canchos.

EL HAYEDO DE MOLINOS

Entre los árboles singulares y monumentales del Valle de la Mantequilla no faltan las hayas centenarias (fagus sylvatica), como las del hayedo de Molinos de Razón, que se asienta sobre restos glaciares. Se encuentra a una altura de 1420 metros en la zona del monte Avieco que precede a la Sierra de Cebollera.

EL ÁLAMO TEMBLÓN

El monte Avieco alberga también un bosque espeso de álamos temblones que crecen junto a los arroyos. Entre ellos está el que probablemente es el más longevo. Difícilmente un álamo temblón (populus tremula) puede alcanzar un tamaño mayor que el que se puede ver en Molinos de Razón.

EL TILO DEL RAZÓN

Cerca del valle de la Mantequilla, en el término de El Royo, hay otro árbol centenario catalogado como monumental. Es un tilo (tilia platyphyllos) conocido como el Tilo del Razón.