EL ROYO

celta-amarillo

Ermita de la Virgen del Castillo

De estilo gótico tardío, se construyó en un alto en pleno monte a pocos kilómetros del pueblo para que pudiera ser divisada y sus campanas se oyeran por los pastores de toda la comarca, según cuenta la tradición. Se encuentra en la localidad de El Royo, a pocos kilómetros del Valle, y ofrece unas vistas espectaculares sobre el valle del Cintora y el curso del río Duero.

Según cuenta la tradición, la imagen de la virgen fue enterrada para que no pudiera ser divisada por la “morisma”. Al morir los que conocían el escondite, la virgen se apareció junto a su ermita siendo vista por un pastor.

La ermita fue construida en un lugar emblemático, al lado de las ruinas del castro celtíbero cuyas ruinas aún se pueden observar.

Los lugareños cuentan que la imagen de la Virgen del Castillo era “hermana” de las vírgenes de Las Fraguas y Lomos de Orio, pero las parroquias se enfadaron entre ellas y quedaron de acuerdo en no verse, pero estar lo suficientemente cerca para que se oyeran las campanas de las tres ermitas.