A ORILLAS DEL RÍO RAZÓN

paseo-amarillo

La ruta de los molinos

La fuerza el agua

El nombre de Molinos de Razón no es casual. En este municipio aún se conservan varios molinos de agua anteriores al siglo XVIII que en su día fueron un motor importante para la economía local. Tres de estos molinos se encuentran muy cerca del Sendero Ibérico Soriano GR-86 a su paso por el Valle de la Mantequilla. Un sencillo paseo permite conocer esta parte del patrimonio histórico de El Valle del Razón.

Los tres molinos están repartidos por los caminos que discurren en torno al Río Razoncillo nada más atravesar el núcleo urbano de Molinos de Razón. Se accede a través de una pista señalizada al lado del pequeño puente que hay a la salida del pueblo en dirección a Sotillo del Rincón.

Siguiendo las indicaciones, se llega a los tres molinos que se mantienen en esta zona: El Molino del Tío Garrabís, El Molino del Tío Santiago y El Molino Blanco. Algunos han sido reconvertidos en preciosas casas rurales y todos están señalizados. El recorrido permite también visitar el Puente de la Lobera.

Se trata de un paseo tranquilo entre árboles y prados que se puede hacer en menos de una hora, dependiendo del ritmo de cada uno. Es recomendable llevar calzado cómodo, pues aunque el camino es bueno no deja de ser una pista rural.

Los molinos conservan importantes piezas de su estructura original, como el cárcavo que alimentaba el molino y la red de caceras alrededor del río Razoncillo, del que tomaban el agua.